To be in the world

Fue una exageración insistir, como muchos lo han hecho tanto en Estados Unidos como en otros países, en que el mundo cambió para siempre después del 11 de Septiembre de 2001. En el caso de Estados Unidos, por ejemplo, la administración de George W. Bush, que asumiera el poder a comienzos de ese año,... Deskribapen osoa

Egile nagusia: Tulchin, Joseph S.
Formatua: Artikulua
Hizkuntza: Ingelesa
Argitaratua: Universidad Católica de Córdoba 2004
Gaiak:
Sarrera elektronikoa: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=2269367
Etiketak: Erantsi etiketa bat
Etiketarik gabe, Izan zaitez lehena erregistro honi etiketa jartzen!
Azalaren irudirik gabe QR Kodea
Gorde:
Laburpena: Fue una exageración insistir, como muchos lo han hecho tanto en Estados Unidos como en otros países, en que el mundo cambió para siempre después del 11 de Septiembre de 2001. En el caso de Estados Unidos, por ejemplo, la administración de George W. Bush, que asumiera el poder a comienzos de ese año, era unilateralista y aislacionista antes de los ataques a las Torres Gemelas y así permaneció después de ellos. Lo que cambió en la política internacional de Estados Unidos es que el terrorismo, y por extensión otras amenazas intermesticas y no estatales, remplazó a las amenazas tradicionales basadas en el estado y se convirtió en la prioridad número uno de la nación. Además, la respuesta a esta agresión se tornó militar y agresivamente imperialista y siguió siendo unilateral . Desafortunadamente, desde una perspectiva latinoamericana, los ataques parecieron retrotraer Estados Unidos a un pensamiento estratégico anterior que había caracterizado al período de la Guerra Fría, en la cual el hemisferio era decisivamente menos importante que otras regiones del mundo. Además, los atentados reforzaron la tendencia histórica de imponer su agenda al resto del hemisferio y de insistir en una postura Maniquea de �con nosotros� o �en contra� nuestra...