Análisis de la Incidencia de Patologías Respiratorias por Exposición al Polvo de Madera en los Carpinteros del Quindío (Colombia)

Es bien conocido por la comunidad científica internacional que la exposición al polvo de madera, dependiendo del tipo de madera utilizada en la fabricación del mueble, acarrea diferentes problemas a la salud del carpintero. Las madera blandas (coníferas) son irritantes, alergénicas, y con el tiempo... Deskribapen osoa

Egile nagusia: Gómez-Yepes, Milena E.
Beste egile batzuk: Cremades Oliver, Lázaro Vicente
Formatua: Artikulua
Hizkuntza: Gaztelania
Argitaratua: Fundación Científica y Tecnológica ACHS 2010
Gaiak:
Sarrera elektronikoa: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=3706932
Etiketak: Erantsi etiketa bat
Etiketarik gabe, Izan zaitez lehena erregistro honi etiketa jartzen!
Azalaren irudirik gabe QR Kodea
Gorde:
Laburpena: Es bien conocido por la comunidad científica internacional que la exposición al polvo de madera, dependiendo del tipo de madera utilizada en la fabricación del mueble, acarrea diferentes problemas a la salud del carpintero. Las madera blandas (coníferas) son irritantes, alergénicas, y con el tiempo pueden llegar a generar asma ocupacional y EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica). El polvo de madera dura (no-coníferas) ha sido asociado con varios tipos de cáncer, incluyendo el de la cavidad nasal, pulmón y tracto gastrointestinal, y la enfermedad de Hodgkin. Las fibras alargadas acompañadas de poros corresponden a las fibras de coníferas. La mayoría de las fibras de no-coníferas son de paredes gruesas y cortas. Se sospecha que las características morfológicas de las fibras de las coníferas hacen que éstas sean más agresivas en la deposición de los tejidos blandos de la nariz y los pulmones que las fibras de no-coníferas, aunque los efectos de estas últimas sean más letales. Sin embargo, la aparición del cáncer nasal y pulmón es más tardía que los problemas respiratorios e irritaciones provocadas por las coníferas. Un estudio de morbi-mortalidad laboral de los carpinteros de 10 empresas del Quindío (Colombia) concluyó que el riesgo relativo era del 81%, lo que nos confirma que la exposición continua al polvo de madera incide en la aparición de problemas o enfermedades respiratorias y por ende al absentismo laboral.