La Inversión Extranjera Directa en Madrid

Tras la adhesión de España a la entonces denominada CEE, la Inversión Extranjera Directa (IED) en nuestra economía constató un proceso de aceleración sin precedentes del cual la gran beneficiada fue, sin duda, la Comunidad de Madrid. La participación de esta Comunidad en el total recibido llegaba a... Deskribapen osoa

Egile nagusia: Díaz Vázquez, Raquel
Formatua: Artikulua
Hizkuntza: Gaztelania
Argitaratua: Universidad de Almería 2004
Gaiak:
Sarrera elektronikoa: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=1069130
Etiketak: Erantsi etiketa bat
Etiketarik gabe, Izan zaitez lehena erregistro honi etiketa jartzen!
Azalaren irudirik gabe QR Kodea
Gorde:
Laburpena: Tras la adhesión de España a la entonces denominada CEE, la Inversión Extranjera Directa (IED) en nuestra economía constató un proceso de aceleración sin precedentes del cual la gran beneficiada fue, sin duda, la Comunidad de Madrid. La participación de esta Comunidad en el total recibido llegaba a alcanzar, cada año, porcentajes próximos al 50%. Sin embargo, los datos disponibles sobre las entradas de IED en el año 2000 eclipsan cualquier valor anterior y la pauta de concentración de este tipo de capital extranjero en la Comunidad de Madrid incluso se intensifica. El porcentaje de absorción de IED por esta Comunidad en este año se sitúa en el 73.66% del total, más de 20 puntos por encima de la media del período 1986-1999. Nace una nueva inquietud ante las posibles consecuencias que, sobre el patrón de convergencia regional de la economía española, se derivarían de una intensificación en el ya fuertemente concentrado capital extranjero con fines productivos en la comunidad madrileña, en claro detrimento de los restantes territorios autonómicos de nuestra economía. Sin embargo, un análisis exhaustivo de los datos relativos al año 2000 apunta hacia hechos de tipo coyuntural y no existe evidencia, al menos en las cuantías inicialmente anotadas, a favor de una reestructuración permanente en la localización territorial de la IED que implique un importante cambio estructural en la distribución regional de estas entradas de capital financiero extranjero a favor de la comunidad madrileña, o a una consolidación del importante incremento total constatado a final de siglo. Ahora bien, los datos disponibles del año 2001, con un patrón relativamente diferente, pero con la misma intensificación en la concentración territorial de la IED en la Comunidad de Madrid, si pueden despertar ciertos motivos de preocupación.