Estrés en el profesorado universitario. Estudio piloto en dos centros de la Universidad de Huelva (España)

Se presenta una escala de medición de estrés diseñada especialmente para el profesor universitario, que se apoya en la utilizada en España por Silvia Nogareda (2001) para otros niveles educativos. Los resultados de su aplicación se enmarcan en un estudio piloto que ofrece información de carácter des... Deskribapen osoa

Egile nagusia: Domínguez Gómez, José Andrés
Formatua: Artikulua
Hizkuntza: Gaztelania
Argitaratua: Instituto de Altos Estudios en Salud Pública "Dr. Arnaldo Gabaldón" 2004
Gaiak:
Sarrera elektronikoa: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=1411212
Etiketak: Erantsi etiketa bat
Etiketarik gabe, Izan zaitez lehena erregistro honi etiketa jartzen!
Azalaren irudirik gabe QR Kodea
Gorde:
Laburpena: Se presenta una escala de medición de estrés diseñada especialmente para el profesor universitario, que se apoya en la utilizada en España por Silvia Nogareda (2001) para otros niveles educativos. Los resultados de su aplicación se enmarcan en un estudio piloto que ofrece información de carácter descriptivo; llama la atención las diferencias cualitativas y cuantitativas respecto a estrés total y fuentes de estrés, según las características del trabajador. Además, el estrés total medido por nuestra escala se pone en relación con la salud psíquica subjetiva del profesorado, medida con la herramienta de Langner-Amiel (1986), que ofrece también resultados sobre las dolencias más frecuentes en este colectivo. Se halló que el nivel de estrés en el profesorado universitario se encuentra, en general, en límites aceptables. No obstante, podemos hallar grupos de riesgo: profesores de entre 46 y 50 años, los que tienen más de 15 años de antigüedad en el puesto, mujeres y profesores contratados (no funcionarios). Los estresores más importantes: el hecho de que ser un buen profesional no conlleve promoción, el descontento por pensar que no se pueden simultanear de manera adecuada las obligaciones docentes e investigadoras, las presiones de la carrera académica para la publicación y la consideración del salario que se percibe como escaso para el trabajo que se desarrolla. El origen del estrés también se diferencia por criterios sociolaborales. Los profesores con 35 años o menos, se estresan más que los mayores en fuentes como la llegada de nuevas leyes o normativas, como puede ser el caso de la nueva Ley Orgánica Universitaria española y sus consecuencias, la inestabilidad laboral...Los mayores de 35 se estresan más con la evaluación institucional y la sustitución ocasional de otros compañeros. Respecto al riesgo para la salud psíquica, medida con el Test de Salud Total de Langner-Amiel, la puntuación T obtenida para el conjunto de nuestros sujetos, aunque se encuentra en el límite, puede definirse como satisfactoria. No obstante, se comprueba que sólo uno de cada dos profesores disfruta de una situación de salud psíquica correcta. Además, la relación entre las puntuaciones T de los sujetos y el resultado de la Escala de Fuentes de Estrés en Profesorado Universitario, dibuja una leve relación directa entre ambas variables.