Las condiciones de procedibilidad y su ubicación sistemática: Una crítica al sistema integral del derecho penal

En este artículo se exponen, en primer lugar, los criterios de diferenciación más frecuentes señalados por la doctrina en el momento de elaborar la distinción entre las condiciones objetivas de punibilidad y las condiciones de procedibilidad. No raramente se llega a la conclusión de que aquéllas per... Deskribapen osoa

Egile nagusia: Mendes de Carvalho, Erika
Formatua: Artikulua
Hizkuntza: Gaztelania
Argitaratua: Universidad de Granada 2005
Gaiak:
Sarrera elektronikoa: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=1215825
Etiketak: Erantsi etiketa bat
Etiketarik gabe, Izan zaitez lehena erregistro honi etiketa jartzen!
Azalaren irudirik gabe QR Kodea
Gorde:
Laburpena: En este artículo se exponen, en primer lugar, los criterios de diferenciación más frecuentes señalados por la doctrina en el momento de elaborar la distinción entre las condiciones objetivas de punibilidad y las condiciones de procedibilidad. No raramente se llega a la conclusión de que aquéllas pertenecen al concepto del delito y estas últimas se basan únicamente en consideraciones políticocriminales. Basándose en el análisis de la naturaleza jurídica de determinados supuestos especialmente conflictivos (arts. 30.3, 456.2, 260 CP), la autora llega a la conclusión de que los criterios tradicionales no convencen, puesto que también las condiciones objetivas de punibilidad son circunstancias ajenas al concepto de tipo de injusto informadas fundamentalmente por consideraciones políticocriminales. En la búsqueda de un criterio material capaz de distinguir entre las mencionadas circunstancias, la pertenencia al ámbito de la figura de delito se propone como esencial: las condiciones de punibilidad en sentido amplio (las condiciones objetivas de punibilidad y las excusas absolutorias), a diferencia de las condiciones de procedibilidad, integran, a juicio de la autora, la esfera de los elementos que condicionan la concreta imposición de la pena. Sin embargo, no considera posible reconducir, desde el punto de vista de un sistema integral de Derecho penal, las condiciones de procedibilidad al concepto de delito y tampoco a la categoría de la punibilidad, puesto que ésta sería únicamente la sede adecuada de las circunstancias político-criminales que condicionan la aplicación de la pena, y no la persecución penal del delito.