Transnacionalismo, Remesas y economía doméstica

Se trata de los migrantes laborales del hemisferio sur, que trabajan en países del hemisferio norte y el algunos casos, en países del hemisferio sur; que residen regular o irregularmente en grandes ciudades, como en áreas rurales agrícolas. Nos referimos fundamentalmente a los migrantes que envían r... Deskribapen osoa

Egile nagusia: Altamirano, Teófilo
Formatua: Artikulua
Hizkuntza: Gaztelania
Argitaratua: Sociedad Española de Filosofía Jurídica y Política 2004
Sarrera elektronikoa: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=1031380
Etiketak: Erantsi etiketa bat
Etiketarik gabe, Izan zaitez lehena erregistro honi etiketa jartzen!
Azalaren irudirik gabe QR Kodea
Gorde:
Laburpena: Se trata de los migrantes laborales del hemisferio sur, que trabajan en países del hemisferio norte y el algunos casos, en países del hemisferio sur; que residen regular o irregularmente en grandes ciudades, como en áreas rurales agrícolas. Nos referimos fundamentalmente a los migrantes que envían remesas a sus países y a sus familiares, cuyo monto global y particular (macro y microeconomía respectivamente) producen efectos, no solamente económicos, sino también sociales y culturales. Son trabajadores de diversas ocupaciones y lugares: empleadas domésticas en hogares de clase media en ciudades europeas, Norteamericanas, japonesas, chilenas o argentinas; agricultores en ranchos de ovejas en el oeste Norteamericano; en los campos de cultivos de cítricos al sur de California o de Florida; en la cosecha de tomates al sur de Italia; en las fábricas de automóviles en Tokio; en la construcción de edificios en las playas del sur de España; en la baja policía en París; en los campos petroleros en Kuwait; como prostitutas en Amsterdam; como traficantes de ilegales en Franckfurt; como jardineros en Roma; como técnicos en talleres de autos en Nueva York; o en las fábricas textiles en Berlín, etc. Todos estos migrantes tienen algo en común: envían dinero a sus familiares que residen en países con inflación alta, desempleo, subempleo, políticamente inestables, están en guerra interna; experimentan crisis políticas, conflictos étnicos; han sufrido alteraciones climáticas o terremotos. Al mismo tiempo, estos trabajadores son distintos, cultural, étnica, religiosa y lingüísticamente; además tienen distintas concepciones sobre el trabajo, el ahorro, consumo, hábitos y objetivos. Son originarios de Colombia, Ecuador, Perú, Guatemala, Tunez, Brasil, Argelia, Pakistán, República Dominicana, Puerto Rico, Turquía, México, Uganda, Filipinas, etc. Estos son los nuevos actores de la migración transnacional que están produciendo respuestas legales, raciales y étnicas diversas, que van desde el rechazo, la intolerancia, las deportaciones, encarcelamientos, agravios a sus derechos fundamentales, hasta la resignación o relativa aceptación, porque ya no se podrá vivir prescindiéndolos, debido a que son absolutamente necesarios para reemplazar la escasez de mano de obra, por las transiciones demográficas tempranas en los países de destino, o porque los trabajos sucios, de alto riesgo, de poco prestigio y salarios bajos, ya no lo desean asumir los nacionales. Este es el contexto en donde los nuevos migrantes laborales peruanos dispersos en todo el mundo son parte de este nuevo fenómeno. Ellos son hombres y mujeres, desde campesinos pastores de ovejas, agricultores, hasta profesionales de todas las ramas ocupacionales, muchos de ellos exitosos, globalizados, pero todavía peruanos culturalmente. El Perú es uno de los países del hemisferio sur con mayor emigración en el mundo (228,000 en el año 2003); y también uno de los países que recibe la mayor cantidad de remesas (aproximadamente 1,300 millones de dólares anuales). Al mismo tiempo, es el país donde el gobierno, ni la sociedad civil, todavía no le han otorgado el significado sociodemográfico, cultural y económico a las migraciones internacionales. Estamos por debajo de México, El Salvador, Ecuador, Turquía, Argelia y muchos otros más donde el tema es de prioridad económica, social, técnica y legal. Este trabajo trata de analizar los impactos socioeconómicos de la migración transnacional, en particular, las relaciones costo/beneficio de las migraciones internacionales.