El Derecho del Trabajo y los Grupos de Empresas: inventario

Poca sorpresa causa que habiendo heterogeneidad de conceptos sobre lo que sea la empresa suceda lo mismo cuando se habla de su agrupación. Tal pluralidad de significados, si acaso, se agrava cuando llegamos al Derecho del Trabajo y observamos que incluso la conceptuación del grupo empresarial varía... Deskribapen osoa

Egile nagusia: Areta Martínez, María
Beste egile batzuk: Sempere Navarro, Antonio Vicente
Formatua: Artikulua
Hizkuntza: Gaztelania
Argitaratua: Ministerio de Trabajo e inmigración: Subdirección General de Publicaciones 2004
Sarrera elektronikoa: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=825878
Etiketak: Erantsi etiketa bat
Etiketarik gabe, Izan zaitez lehena erregistro honi etiketa jartzen!
Azalaren irudirik gabe QR Kodea
Gorde:
Laburpena: Poca sorpresa causa que habiendo heterogeneidad de conceptos sobre lo que sea la empresa suceda lo mismo cuando se habla de su agrupación. Tal pluralidad de significados, si acaso, se agrava cuando llegamos al Derecho del Trabajo y observamos que incluso la conceptuación del grupo empresarial varía en función de si hablamos de aspectos colectivos (negociación de convenios, constitución de órganos representativos) o individuales (traslados, antigüedad, etc.), de temas procesales (legitimación, prescripción de acciones, etc.) o de infracciones administrativas (responsabilidad, reincidencias, etc.), etc. El artículo pasa revista al estado de la cuestión de los grupos empresariales en los principales temas que afectan al ordenamiento laboral y muestra cómo los interrogantes que plantea el fenómeno podrían solucionarse incorporando una regulación unitaria de este fenómeno en nuestra disciplina o haciendo una mención expresa al mismo a propósito de la regulación de las instituciones jurídicas con las que se relaciona. Diversas normas sectoriales, que suelen remitirse al Código de Comercio, asumen un concepto (patrimonialista) de lo que sea grupo empresarial y es evidente que en su ámbito aplicativo a él hay que estar; en parcelas muy concretas la iniciativa corre a cargo de Reglamentos y Directivas europeas. Pero, fuera de esos supuestos, no queda más remedio que acudir a las soluciones jurisprudenciales, inspiradas por la analogía y la prevalencia de la realidad material pero muy partidarias de analizar todos y cada una de las circunstancias concurrentes en el caso. Por su lado, una creciente negociación colectiva, en parte propiciada por la interpretación jurisprudencial que permite aplicar al tiempo las reglas sobre legitimación de empleador individual y de ámbito supraempresarial para los trabajadores, viene abordando ya ciertos problemas específicos de estas configuraciones productivas. A pesar de todo lo anterior, la complejidad y relevancia del fenómeno aconsejan una intervención normativa más unitaria e imaginativa que la hasta ahora existente; las muy acabadas construcciones doctrinales con que contamos, las indicaciones de los convenios ya existentes y los propios criterios sentados por los tribunales debieran inspirar lo esencial de su contenido.