Mayores: aspectos sociales

El incremento de la población anciana en nuestra sociedad es un hecho evidente que demuestra, por una parte, unas mejores condiciones vitales y sociales que han facilitado el aumento de la esperanzado vida y, por otro, la necesidad de que sean acometidas políticas sociales acordes con esta nueva rea... Deskribapen osoa

Egile nagusia: Hernández Rodríguez, Gerardo
Formatua: Artikulua
Hizkuntza: Gaztelania
Argitaratua: Ministerio de Trabajo e inmigración: Subdirección General de Publicaciones 2003
Sarrera elektronikoa: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=747102
Etiketak: Erantsi etiketa bat
Etiketarik gabe, Izan zaitez lehena erregistro honi etiketa jartzen!
Azalaren irudirik gabe QR Kodea
Gorde:
Laburpena: El incremento de la población anciana en nuestra sociedad es un hecho evidente que demuestra, por una parte, unas mejores condiciones vitales y sociales que han facilitado el aumento de la esperanzado vida y, por otro, la necesidad de que sean acometidas políticas sociales acordes con esta nueva realidad y, para ello, es preciso tener un conocimiento lo más aproximada posible de los aspectos sociales vinculados con las personas mayores y con la ancianidad. En este trabajo se abordan algunos de estos aspectos tales como la distribución demográfica de este sector de la población, cómo es percibida la ancianidad por la sociedad en general y para los propios mayores, las repercusiones sociales del envejecimiento, así como la jubilación que contribuye a la «ancianidad decretada» y que, frecuentemente, se traduce en una aceleración del proceso de acumulación de pérdidas que afectan a los mayores. La familia y su entorno es el medio y la institución en la que las personas mayores tienen su refugio vital y social último y a la que en la actualidad prestan su ayuda y de la cual la reciben aquellos que tienen algún tipo de dependencia. Pero también hay mayores que viven o perciben la soledad y el aislamiento como una carencia afectiva y social y que, en un número considerable de casos, junto con los padecimientos físicos y psíquicos les inducen a la drástica decisión del suicidio. Y, por último, se trata también la adaptación a la vejez como un reto que, dentro de los aspectos sociales referidos a la ancianidad, han de afrontar y superar las personas mayores.