Síndrome de agresión a la mujer: Síndrome de maltrato a la mujer

La mujer, al igual que el hombre, como miembro de la sociedad puede sufrir agresiones en situaciones muy diferentes. Sin embargo, a diferencia de este la mujer ha sido y sigue siendo víctima de determinados delitos por el hecho de ser mujer. La posibilidad de que el hombre pueda ser también sujeto p... Deskribapen osoa

Egile nagusia: Lorente Acosta, Miguel
Beste egile batzuk: Lorente Acosta, José Antonio, Martínez Vilda, María Elena
Formatua: Artikulua
Hizkuntza: Gaztelania
Argitaratua: Universidad de Granada 2000
Sarrera elektronikoa: http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=210875
Etiketak: Erantsi etiketa bat
Etiketarik gabe, Izan zaitez lehena erregistro honi etiketa jartzen!
Azalaren irudirik gabe QR Kodea
Gorde:
Laburpena: La mujer, al igual que el hombre, como miembro de la sociedad puede sufrir agresiones en situaciones muy diferentes. Sin embargo, a diferencia de este la mujer ha sido y sigue siendo víctima de determinados delitos por el hecho de ser mujer. La posibilidad de que el hombre pueda ser también sujeto pasivo de estos hechos y el componente socio-cultural que existe en el origen de este tipo de conductas han hecho que la visión del problema haya seguido un enfoque clásico considerándolo como una manifestación más de la violencia interpersonal. La mayoría de los estudios centrados en este problema han seguido una orientación descriptiva, encontrando una serie de características en los elementos que lo configuran que han llevado a unos posicionamientos en muchas ocasiones distanciados de la realidad. Todo ello especialmente debido a la identificación de la agresión a la mujer con algunas características encontradas en los elementos, pasando a considerar que la agresión a la mujer se produce en determinados ambientes, por parte de ciertos hombres o sobre algunas mujeres, interpretando que las alteraciones que presentaban las llevaban a ser maltratadas, cuando en realidad eran producto del maltrato. Nuestro trabajo plantea el estudio desde una perspectiva analítica, identificando como origen del problema la agresión a la mujer al contexto socio-cultural que sitúa al género masculino en una posición de superioridad y dominio respecto al femenino, el cual queda subordinado al primero, permitiendo a este utilizar diferentes métodos, entre ellos la violencia, para mantener estas posiciones. Este contexto origina una serie de elementos comunes que definen el SÍNDROME DE AGRESIÓN A LA MUJER con tres manifestaciones: el SÍNDROME DE MALTRATO A LA MUJER, la agresión sexual y el acoso. El conocimiento de estos hechos como consecuencia de u contexto general que actúa de forma más o menos directa y más o menos mediata en cada caso, ayudaran a identificar los casos y a entenderlos como parte de un todo, de ahí que las medidas clínicas, médico-forenses, legales , jurídicas y sociales puedan ser más efectivas.